• 0 Items - 0,00
    • Tu carrito está vacío.
cuchillostaoblogovum

Hoy en Ovum es queremos hablar de nuestros grandes aliados en la cocina, los cuchillos.

Cuchillos: Cuidados y mantenimiento

Los cuchillos son la herramienta más importante de una cocina y por consecuencia para quien le gusta cocinar. Hay cuchillos apropiados para cortar carnes, quesos, legumbres, verduras y otros más especializados. Para un buen rendimiento es necesario que estén siempre bien limpios y afilados, fundamental para que no pierdan calidad.

¿Cuáles son los cuidados a la hora de comprar un cuchillo?

Debes fijarte en la calidad de un cuchillo por el metal, por el afilado de la hoja, el tipo de mango y la forma en que la lámina está fijada al mismo. Las láminas de acero inoxidable son fuertes, duraderas y resistentes a la corrosión y mantienen el corte afilado. Los mangos deben ser duraderos y resistentes a las grietas o al desgaste provocado por el lavado y, como mínimo, un tercio de la lámina debe estar dentro del mismo.

Cuidados en el uso y mantenimiento

Los cuchillos fabricados en acero al carbono presentan algunas ventajas importantes que están básicamente relacionadas con el bajo costo del acero y la facilidad de afilado. Por el lado de las desventajas el acero al carbono se caracteriza por no tener resistencia a la oxidación (óxido).

Afilar: Siempre que sea necesario afilar los cuchillos de acero al carbono es necesario tener cuidado para que no se produzca un sobrecalentamiento en el hilo. Si esto ocurre, la cuchilla perderá el hilo con mucha facilidad.

Limpieza: Después del uso, lavar con agua y detergente neutro secando inmediatamente el cuchillo para eliminar los residuos de agua.

Guardar: Al guardar los cuchillos de acero al carbono utilice lugares ventilados y con poca humedad. Procure evitar que otros utensilios mojados entren en contacto con los cuchillos de acero al carbono. No los guarde mezclados con utensilios de acero inoxidable.

Cuchillos de cerámica: La opción más acertada

Para conseguir cortes precisos y con calidad la mejor opción son los cuchillos de hoja de cerámica. Son más resistentes que las de acero y son más saludables, ya que no poseen níquel, plomo y otros metales pesados ​​en su composición, lo que evita posibles reacciones alérgicas a los consumidores.

La diferencia entre el cuchillo de cerámica y el cuchillo de acero inoxidable está en la hoja. La lámina del cuchillo de cerámica está compuesta de óxido de circonio, material con dureza similar al diamante, más ligero que el acero. Se mantienen afilados por más tiempo, aproximadamente 10 veces más que los cuchillos con lámina convencional de acero inoxidable. Además tienen un corte extremadamente preciso, pesan la mitad de un cuchillo común de acero inoxidable y tiene una ergonomía perfecta que facilita el manejo.

El cuchillo de cerámica no se recomienda para deshuesar, cortar o picar alimentos congelados o con hueso.

Los mangos de los cuchillos de cerámica poseen tratamiento antideslizante que facilitan la utilización y reducen los riesgos de accidentes con el manejo. La limpieza también es muy fácil y práctica. Sólo hay que lavar con agua y jabón neutro y enjuagar bien al guardar para garantizar la conservación.

Los cuidados a tener con un cuchillo de cerámica son básicamente los mismos que hemos nombrado anteriormente, teniendo especial atención a la lámina, algo más delicada que las de los cuchillos de acero.

Share this post

Deja tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web, mejorando nuestros servicios y adecuando el contenido de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando estas dando tu consentimiento, para mas info lee nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies